El sistema lineal de nuestra economía (extracción, fabricación, utilización y eliminación) ha alcanzado sus límites. El agotamiento de recursos y materias primas cada vez es más presente, por este motivo la economía circular propone un nuevo modelo económico y social que da utilidad y optimiza los materiales, los stocks, la energía y los residuos, con la firme intención de hacer un uso eficiente de los recursos. Esto implica la reducción del consumo, el tiempo invertido, las fuentes de energía utilizadas y los desperdicios producidos durante el proceso de fabricación, distribución y utilización de dichos bienes y servicios.

La Economía Circular es un concepto que engloba todas aquellas empresas, proyectos e iniciativas que emplean una economía sostenible, cuyo objetivo sea que el valor de los productos, materiales y recursos se mantengan en el círculo económico durante el mayor tiempo posible. El objetivo de la Economía Circular es alargar la vida útil de los residuos, convirtiéndolos en recursos, para implementar una economía justa, social, colaborativa y sostenible, que huya del actual sistema lineal de “usar y tirar”.

La economía circular apuesta por el ecodiseño, diseñar el producto para ser deconstruido, posteriormente. De esta forma los productos y servicios se crean teniendo en cuenta que el producto sea reciclable, reutilizable, alargar su vida lo máximo posible y reducir su impacto en el medio ambiente.

Ciclo Economía Circular

Por otra parte, la economía circular incide directamente sobre una serie de factores muy importantes para la empresa:

  • Las materias primas: están entre el 50-75% de los costes de una empresa. Su disponibilidad y sus precios dependen de muchos factores que suelen provocar problemas en la producción y en las previsiones económicas. Usar otras alternativas, como las materias secundarias (procedentes del reciclaje) o componentes válidos que se recuperen de productos remanufacturados, ayuda a disminuir la dependencia de las materias primas, así como reducir costes.
  • La energía: el coste de la electricidad proveniente de combustibles fósiles y del gas natural puede aumentar cada año entre un 5-10%. El uso de alternativas que reduzcan esta dependencia de ellas tiene un impacto económico y medioambiental positivo, como son las energías renovables. Existen soluciones que se amortizan en un periodo de tiempo razonable.
  • Los residuos: la generación de residuos está asociada a ineficiencias en la fabricación. Diseñar un producto considerando que se van a producir una serie de residuos, no se debe permitir, por responsabilidad empresarial y por responsabilidad medioambiental. Con un residuo se está perdiendo una oportunidad de ahorrar en materiales costosos, además se genera un coste para la gestión del propio residuo, a nivel interno y a nivel externo con un gestor de residuos.

Principios de la Economía Circular

Se trata de un cambio de paradigma llamado a modificar todo el ciclo económico. Este sistema descansa sobre varios principios:

  1. Eco-concepción. Se debe identificar todos los impactos medioambientales unidos al ciclo de vida de un producto para integrarlos en su diseño y producción.
  2. Ecología industrial y territorial. Establecimiento de una organización industrial en cada territorio, de modo que se permita una gestión optimizada de los stocks y los flujos de materiales, de la energía y de los servicios.
  3. Funcionalidad frente a posesión. Privilegiar el uso frente a la posesión, pensar más en la venta de un servicio que de un bien. El giro de la poderosa industria automovilística hacia el concepto de servicio de movilidad.
  4. Segundo uso. Otra de las claves es reintroducir en el circuito económico aquellos productos que ya no tienen su funcionalidad inicial al circuito económico para darles otro uso.
  5. La resiliencia de los productos que propone reducir la obsolescencia e incrementar drásticamente la funcionalidad y el uso.
  6. Reutilización. Muchas partes y componentes de los productos pueden ser reutilizados para la elaboración de nuevos productos contribuyendo a este sistema cíclico.
  7. Reparación. Entre las medidas regulatorias se estudia obligar al fabricante a crear productos más reparables. Los productos, aun manteniendo su eficiencia, tendrán que ser más simples, modulares y versátiles.
  8. El aprovechamiento de los residuos, al vertedero solo podrá llegar lo no reciclable.
  9. Valoración del residuo. Aprovechamiento energético de los residuos no reciclables.